Media Maratón Cervantina 2017: Molinos a precio de gigantes

La Plaza Cervantes, escenario central de la MM Cervantina. Foto: Antonio Rodríguez

La Plaza Cervantes, escenario central de la MM Cervantina. Foto: Antonio Rodríguez

Alcalá de Henares, la ciudad que vio nacer a Miguel de Cervantes en 1547, celebró el pasado 26 de marzo de 2017 la séptima edición de su Media Maratón Cervantina. Una prueba con un recorrido llano, escasa animación y algunas carencias que no justifican su elevado precio, pues se trata de una de las medias maratones más caras de la Comunidad de Madrid.

Como si fuéramos Quijotes, regresábamos a Alcalá de Henares, pero esta vez como corredores, dispuestos a combatir gigantes en una prueba que a priori se presentaba muy interesante. Sin embargo, la carrera no alcanzó nuestras expectativas, quizá demasiado elevadas, pues esperábamos un recorrido más atractivo, un mayor ambiente y algo más que justificase un precio de inscripción por encima de la media.

Alcalá de Henares, para quien no la conozca, es la tercera ciudad más poblada de la Comunidad de Madrid. A escasos 30 kilómetros de la capital, la antigua Complutum cuenta con más de 2.000 años de historia y un rico legado artístico y cultural que la han convertido desde 1998 en Patrimonio de la Humanidad para la Unesco. Además del Museo Casa Natal de Cervantes, su Catedral Magistral, su Corral de Comedias, su calle Mayor, su plaza de Cervantes o sus numerosos palacios, conventos y colegios, la ciudad de las tres culturas destaca por su famosa Universidad, por la que han pasado, como profesores o estudiantes, figuras de la literatura universal como Francisco de Quevedo, Lope de Vega, Calderón de la Barca o Tirso de Molina, entre muchos otros.

Ante semejante escenario, uno quizá espera una carrera más monumental, como las medias maratones de Ávila, Mérida o incluso Aranjuez, que recorriese gran parte de esos monumentos y lugares que han convertido a la ciudad complutense en un museo al aire libre. Sin embargo, como todos estos atractivos turísticos se encuentran concentrados en muy pocos metros, junto a la amplia Plaza de Cervantes, casi toda la prueba discurre por calles modernas, con poco encanto y escaso público.

Salida de la MM Cervantina 2017. Foto: Manuel Gómez

Su atractivo monumental se ciñe por tanto sólo a un par de kilómetros, bastantes menos de los que se recorren en otras carreras como la media de Aranjuez o las dos de Madrid capital. El día, plomizo y lluvioso, tampoco contribuyó a que los alcalaínos salieran a la calle para ver a un millar de tip@s en pantalón corto. Y es que el público, salvo en la Plaza de Cervantes y en kilómetro 5, fue realmente escaso y, salvo en esos puntos, en el resto del recorrido prácticamente no resonó ningún aplauso. Alguna banda de música, algún concurso de fotografía podrían haber servido como reclamo para que el corredor no se sienta tan aislado.

Tampoco se trata de una prueba con una dureza por encima de la media, pues el trazado de esta Media Maratón de Alcalá de Henares es completamente llano, sin repechos, y con algún que otro tramo de ligera bajada. Se trata de una carrera propicia para hacer una buena marca en la distancia, del corte de las medias de Getafe y Aranjuez, aunque al haber menos corredores en Alcalá es más complicado encontrar compañeros de ritmo. Sus únicas dificultades son la parte adoquinada de la calle Mayor y el viento en contra de algunos tramos.

Km 5 de la MM Cervantina 2017. Foto: Antonio Rodríguez

En cuanto a su organización, a cargo del club A.J. Alkalá, en líneas generales aprueba el examen, aunque los corredores esperábamos algo más que justifique un precio tan alto. La realidad es que la Media Maratón Cervantina muestra algunas carencias, no tanto durante la celebración de la carrera, sino antes y después de la misma. Por ejemplo, echamos de menos una página web con información clara y accesible para el corredor, como ya tienen la mayoría de pruebas de este tipo. Igualmente, la recogida de dorsales, aunque fue fluida por la escasez de corredores (limitada a 1.400 participantes) se puede mejorar con carteles altos y no en las mesas, como ocurre por ejemplo en la media de Aranjuez, un ejemplo de organización en este sentido.

También se echa en falta que las clasificaciones no estén disponibles el mismo día y que apenas haya imágenes de la carrera. Por no haber no hay ninguna imagen de los ganadores de la media, Óscar Sánchez Gómez y Piedad Toro Sánchez. Ningún medio de localidad tampoco las ofrece y hay que irse a la web de la página de Club de Atletismo de Villanueva de la Torre (Guadalajara) para ponerles cara a los vencedores. Resulta curioso que haya muchas más fotografías en los medios oficiales de la carrera popular que se disputó después que de la media maratón y que en principio era el evento principal de este Día del Atletismo en Alcalá de Henares.

La bolsa del corredor tampoco ofrece mucho más que otras pruebas similares. No tiene ni la barra libre de cerveza ni el pan con aceite de la media de Coslada, ni si quiera la barbacoa de la media maratón de la localidad toledana de Illescas. Tampoco hay medalla, como en las medias de Madrid.

Paso por la calle Mayor. Foto: Manuel Gómez
La tercera media más cara de Madrid

Salvo sus poco más de dos kilómetros por su conjunto histórico, no parece por tanto que haya algo más que justifique que la media maratón de Alcalá de Henares sea la más cara de la Comunidad de Madrid, sin contar las dos medias de Madrid capital (Asics Villa de Madrid y Rock n’ Roll). Si excluimos estas dos medias multitudinarias y, también la de Coslada, porque su bajo precio (6€ en pronto pago) la sitúan fuera de concurso, el precio medio de las otras 12 medias maratones que se celebran en la Comunidad de Madrid ronda los 13€. Sólo hay una, la Media de Getafe, la cuarta más cara, que supera los 15€ y, salvo el breve recorrido histórico de Alcalá, la prueba de Getafe tiene la dificultad añadida de tener que absorber a un mayor número de corredores.

No todo va a ser negativo, y la Media Maratón Cervantina también tiene sus cosas buenas, como un trazado bien señalizado, una camiseta técnica divertida que homenajea al Quijote, la posibilidad de utilizar los vestuarios de la Ciudad Deportiva Municipal del Val (a un kilómetro de la meta) y la facilidad para aparcar. Los voluntarios, la policía local, protección civil y los servicios de limpieza, además de hacer su trabajo, también animaron el paso de los corredores.

En resumen, el Club de Atletismo A.J. Alkalá y el ayuntamiento de la ciudad, organizadores del evento, cumplen, pero tendrían que ponerse las pilas para que los corredores que no son locales repitan en esta prueba. La carrera tiene que ser un reclamo para que tanto ellos como sus acompañantes pasen no una mañana, sino una jornada completa en una ciudad con la riqueza cultural que tiene Alcalá de Henares.

Óscar Sánchez, ganador de la MM Cervantina 2017. Foto: Manuel Gómez
Recorrido a dos vueltas

Volviendo a su recorrido, su perfil es prácticamente llano. Parte de la estrecha calle Mayor, sin cajones por tiempos, sin liebres con globos y sin ciclistas que identifiquen a las primeras mujeres de la carrera. La calle Mayor rápidamente pasa a ser la calle Libreros, donde se ubica el antiguo Colegio del Rey, hoy Instituto Cervantes, y por el que pasó Francisco de Quevedo. Esta calle se transforma luego en la avenida de Guadalajara y más tarde, tras cruzar la calle Diego de Urbina, se convierte en la calle Gil de Alborno. Poco después mutará en el camino de la Esgavarita, todas ellas alineadas en una larga recta de casi un kilómetro, muy apropiada para tomar posiciones.

Piedad Toro, la ganadora. Foto: Manuel Gómez

Un giro a la derecha nos llevará a otro casi largo kilómetro por la calle Ávila, que abandonaremos para tomar la calle de Cuenca y su prolongación por la ancha avenida Virgen del Val, donde se ubica el campo de fútbol municipal. Calles anchas que podría corresponder a Alcalá o a cualquier otra ciudad de la Comunidad de Madrid.

Al llegar al kilómetro cinco, con su correspondiente avituallamiento, el público y los monumentos reaparecen. Nos encontramos en la calle Colegios, junto a a la Plaza Rodríguez Marín, a escasos metros de la salida de la Plaza Cervantes. No es por tanto público nuevo, sino el que se encontraba en la salida. En este entorno se ubican edificios como la Capilla del Oidor, de lo poco que queda de la Antigua Iglesia de Santa María, destruida en la Guerra Civil, pero que aún conserva la pila bautismal de Miguel de Cervantes.

Superado el kilómetro cinco, el trazado callejea por las calles Trinidad, San Julián y Pescadería para avanzar por la calle Gran Canal y llegar al kilómetro 6 por la Ronda Fiscal. Las calles Luis Vives y Era Honda nos llevarán a otra larga recta por la Avenida Reyes Católicos. Nuestra Señora de Belén, camino del Juncal y Alfonso de Alcalá serán el preludio de otra larga recta, la de la Avenida del Ejército, que se prolongará durante casi otro kilómetro.

Interés turístico

Pasado el kilómetro nueve la carrera vuelve al conjunto histórico de la ciudad alcalaína, pasando por la Puerta de Madrid, escenario hace unas décadas de la película Espartaco y enfilando a continuación la calle Cisneros donde contemplaremos la Torre de la Catedral Magistral de Alcalá de Henares.

La primera vuelta concluye por la adoquinada calle Mayor, donde se ubica el Museo Casa Natal de Cervantes con las figuras, a su puerta, de Sancho y El Quijote conversando sentados. También se ubica próximo el Hospital de Antezana, uno de los más antiguos de España y en el que trabajó como cirujano Rodrigo de Cervantes, padre del escritor.

La segunda vuelta repite el mismo trazado y cuando iniciemos una tercera, al llegar al final de la calle Libreros, la carrera girará a la derecha para tomar la calle Teniente Ruiz y regresar, por la calle de San Diego, a la Plaza de Cervantes para bordearla y cruzar su meta situada frente a la Universidad de Alcalá de Henares, diseñada por el cardenal Cisneros, junto al Corral de Comedias, el más antiguo de España

Ficha técnica
Carrera:
VII Media Maratón Cervantina
Fecha: 26 de marzo de 2017
Lugar: Alcalá de Henares (Madrid)
Distancia: 21,097 Km
Hora: 09:30
Precio: 18 €
Organiza: Club de Atletismo A.J.Alkalá y Ayuntamiento de Alcalá de Henares
Participantes: 1.075
Clasificaciones: Masculina: 1) Óscar Sánchez Gómez (1:12:11); 2) Manuel Fernández Núñez(1:13:20); 3) José Merinero Vélez (1:13:31). Femenina: 1) Piedad Toro Sánchez (1:29:14); 2) Ana María Fuertes Barrio (1:29:38); 3) Araceli Martínez del Álamo (1:31:41)
Clasificaciones completas: Club Atletismo AJ Alkalá
Imágenes: Antonio Rodíguez Sánchez, Manuel Gómez Alcalá, Atletas de Villanueva de la Torre y Forofos de Running
Vídeos: Club Atletismo AJ Alkalá 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.