Trail del Cocido 2019: Valdemorillo, segunda parada en la Ruta Imperial

La localidad madrileña de Valdemorillo acogió el pasado 17 de febrero de 2019 el Trail del Cocido, la segunda prueba puntuable del Circuito Cuatro Desafíos de la Sierra Oeste de Madrid. Al igual que la anterior cita, el Trail de la Fabada en Navalagamella, se trata de una prueba perfecta para iniciarse en las carreras por montaña. Es una prueba bastante rápida, que discurre por anchos caminos de tierra, sin tramos técnicos, y con sólo unos pocos kilómetros de subida en la parte final.

Valdemorillo es una población madrileña con algo más de 12.000 habitantes. Alberga parte del embalse de Valmayor, el segundo mayor pantano de la región tras el embalse de El Atazar. Valdemorillo es una de las poblaciones madrileñas que forma parte de la denominada Ruta Imperial de la Comunidad de Madrid, la red de caminos que utilizaba Felipe II en sus desplazamientos desde Madrid hasta el cercano Monasterio de El Escorial.

La tercera edición del Trail del Cocido, con 621 llegados a meta (uno más que en 2018), ofreció dos distancias. Por un lado, una carrera larga de casi 22 kilómetros, con un desnivel positivo acumulado de unos 450 metros. Por el otro, una versión más reducida, que no llega a los 9 kilómetros y con algo más de 130 metros de desnivel.

Cuenta con un recorrido bien señalizado, amplio aparcamiento junto a la salida-meta para dejar el coche, duchas, servicios, un amplio polideportivo donde pueden guarecerse los acompañantes en caso de mal tiempo, plato de fabada al finalizar la carrera, camiseta técnica con un color diferente respecto a la primera prueba, etc. Vamos, que no se echa en falta nada.

Un par de detalles a mejorar

Una carrera bastante bien organizada a pesar de su corta experiencia, con un trato muy cercano, y con sólo un par de detalles que tendría que mejorar. Quizá el principal lunar, al igual que ocurriera en la primera prueba del circuito, afecta a la fluidez de la recogida de dorsales. En este ocasión los corredores tuvieron que hacer dos largas filas para recoger primero el dorsal y luego la camiseta, perdiendo con ello bastante tiempo.

El segundo detalle que quizá se podría mejorar, es que el primer avituallamiento de la carrera larga estaba demasiado alejado de la salida, en el kilómetro 12, entendemos que por cuestiones logísticas, justo en el paso por Villanueva de la Cañada. El segundo avituallamiento, apenas seis kilómetros más tarde, aguardaba en el kilómetro 18, muy cerca de la meta. Quizá convendría distanciar entre sí un poco más estos dos avituallamientos.

Primera parte muy rápida

Por lo que respecta al recorrido de la prueba, es muy similar al del Trail de la Fabada. Una primera parte muy rápida, con 15 kilómetros la mayoría llanos o de bajada, y una segunda parte con casi siete kilómetros en los que el trazado pica hacia arriba.

La prueba larga parte cinco minutos antes que la corta, ambas desde el Polideportivo Eras Cerradas. Comienza con un pequeño y suave repecho, de unos 800 metros, pero con rampas que no superan el 5% de desnivel. Después, tras pasar junto al aeródromo de Valdemorillo, llegarán algo más de tres kilómetros de rápida bajada por caminos amplios de tierra. Se trata de un terreno muy favorable donde se pueden alcanzar velocidades de vértigo.

La primera dificultad importante de este Trail del Cocido llega a la altura del kilómetro 4, en la senda de las Almagreras, con otros 800 metros de subida, pero en esta ocasión con un desnivel medio del 10%, y con algunas rampas, al comienzo de esta subida, que superan el 15%.

A continuación, casi dos kilómetros de bajada para reponer fuerzas, mientras nos dirigimos rumbo a Villanueva de la Cañada. A la altura del kilómetro siete aguarda una pequeña subida de otros 700 metros, mucho más suave, a la que seguirán un par de kilómetros de bajada en los que se intercalan pequeños toboganes.

En el kilómetro 10 cambia un poco el paisaje. Tomaremos una amplia carretera de tierra durante dos largos kilómetros que nos llevará a Villanueva de la Cañada. Desde ese punto y tras pasar el primer avituallamiento, la pista de tierra se estrecha, el terreno vuelve un poquito más irregular por el Camino del Cerro del Lobo, aunque el trazado seguirá siendo favorable con casi tres kilómetros de leve descenso.

Comienza la subida de la segunda parte

En el kilómetro 15 empieza una nueva carrera. Aunque seguimos por pistas de tierra, ya que la prueba no toca senderos, el camino se vuelve más tortuoso pues nos encontramos ya en plena Cañada Real Segoviana. Una vía pecuaria que no abandonaremos hasta llegar al aeródromo de Valdemorillo.

Del kilómetro 15 hasta casi el 21 son casi seis kilómetros de subida, aunque con algunos tramos de descanso. Así, la primera rampa comienza en el kilómetro 15. Se trata de la Cuesta del Vétago, conocida como el Mortirolo por muchos ciclistas de la zona, que se prolongará durante casi dos kilómetros y medio, con una pendiente media del 6,5%. La segunda subida arranca pasado el kilómetro 18,7, con un kilómetro largo al 4,8% de desnivel. La tercera y última cuestas es la más corta, apenas 600 metros, comienza pasado el kilómetro 20, aunque casi llega al 7% de desnivel.

Con un buen entrenamiento que incluya cuestas semanales puede hacerse esta parte final corriendo despacio, sin necesidad de caminar, porque no se trata de rampas excesivamente duras (sólo hay unos pocos metros con rampas del 15-16%). Si no, lo mejor es tomárselo con calma.

Por lo que respecta a los resultados de ambas pruebas, en la carrera larga el ganador fue Francisco Ortega García (1:28:12), segundo en el Trail de la Fabada. Víctor Bernedo (1:30:10) y Pedro Fernando Muñoz Hernández (1:30:37) completaron el podio.

Segunda victoria para Marta Laserna

En féminas, el triunfo fue para Marta Laserna Torrecillas (1:42:07), sumando su segunda victoria en el circuito tras la conseguida en el Trail de la Fabada. seguida de María Jesús Algarra Algarra (1:44:46) y Patricia Bonilla Braddock (1:45:04). En la distancia corta, los mejores fueron Jesús González Cidón (31:45) y Noelia Mansilla Arriba (39:24).

La próxima cita será el Trail del Robledo de Chavela (3 de marzo), tras el cual sólo restará el Trail Desafío de los Vientos en la localidad abulense de Las Navas del Marqués (5 de mayo). Para más información puedes consultar la web del circuito Cuatro Desafíos o su página de facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.