Medio Maratón de Madrid 2018: Cambia el recorrido, mantiene su esencia

El Medio Maratón de Madrid, el que más corredores reúne en España en esta distancia, celebró el pasado 8 de abril de 2018 su edición número 18. La prueba siguió con la tendencia iniciada en su anterior entrega, introduciendo pequeños cambios para mejorarla, pero manteniendo su esencia.

El principal cambio en la última edición del Medio Maratón de Madrid, organizado por la Agrupación Deportiva Marathon y con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid, estuvo en su recorrido. Apenas se han modificado dos tramos, pero su incidencia ha sido importante. El cambio fundamental ha sido la zona de meta, que abandona el interior del Parque del Retiro, por las exigencias medioambientales, y se sitúa en el Paseo del Prado, muy cerquita de su salida. Este cambio ha provocado un efecto dominó con cosas positivas para el corredor, pero también mejorables por la organización.

Lo más positivo, para muchos, es que se eliminan los dos últimos kilómetros de subida. El corredor se libra así, en los kilómetros finales, cuando empiezan a flojear las piernas, de los dos repechos de 200 y 500 metros con pendientes del 5 y 3% situados en la calle Alfonso XII. También de la última cuesta, en plena calle Alcalá, con una subida de algo más de 400 metros y una pendiente que roza el 5%.

En su lugar, prácticamente los dos últimos kilómetros y medio son de bajada pronunciada por la Avenida Menéndez Pelayo y el posterior Paseo de la Reina Cristina, que discurren por el perímetro exterior del Retiro, un recorrido que se mantiene respecto a ediciones anteriores.

Atasco en la salida, atasco en la meta

Esos kilómetros finales se sustituyen alargando la subida desde Plaza Castilla hasta casi llegar a las Cuatro Torres. Este tramo es mucho menos duro y bastante más llano que el final eliminado. Lo único negativo de este cambio de recorrido y que la organización debería mejorar para la próxima edición es el final de la carrera.

La ventaja de terminar en el Retiro era la longitud y amplitud del paseo de coches. el Paseo Fernán Núñez ofrecía mucho espacio para ir albergando a los corredores que cruzaban la meta. Ahora esa distancia es mínima para una carrera con más de 19.000 inscritos y un abundante número de corredores piratas que no son invitados a abandonar la prueba unos metros antes.

El resultado fue un tremendo atasco que a partir de determinados tiempos, cuando el volumen de corredores era mayor, impidió a muchos cruzar corriendo la meta. Un error de cálculo, que la organización ha asumido, y se compromete a solucionar para la próxima edición. La situación se vio agravada además por la parada cardiorrespiratoria de un corredor a sólo 100 metros de la meta -afortunadamente recuperado gracias a la rápida intervención del Samur- que estrechó aún más el final para muchos corredores.

Pequeñas mejoras que benefician al corredor

No obstante, hay que felicitar a la organización por introducir otras pequeñas mejoras que el corredor reclamaba, y porque no debe ser fácil poner en marcha una prueba para cerca de 20.000 corredores. En primer lugar porque se trasladó la recogida de dorsales de la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid, al Ifema. Menos céntrico, sí, pero mucho más amplio, y que contribuyó quizá a que no se formasen las colas que del año pasado.

Igualmente, también se mejoraron los avituallamientos, situándose a ambos lados de las calles, algo que demandaba una prueba con un elevado número de corredores. Otro cambio fue el ropero, en la plaza de Neptuno, muy cerca de la salida, algo que no sucedía en anteriores ediciones.

Por lo demás, al margen del cambio de patrocinador, Movistar por Renault -que un año antes había sucedido a Asics, y del cambio de camiseta, made in Joma, bastante vistosa, la prueba sigue siendo una buena excusa para disfrutar de una carrera muy buen organizada. Al recorrido le sigue faltando vistosidad, no es muy turístico como puede ser el de la Maratón de Madrid, pero es una buena oportunidad para conocer la capital.

Salida complicada

Parte del Paseo del Prado, entre Neptuno y Cibeles, y sus primeros kilómetros siguen siendo un gran atasco. Transitan por Cibeles, la puerta de Alcalá, la puerta norte del Retiro y las calles de Velázquez y Diego de León. Como estas calles son en ligero ascenso, además de incluir glorietas y algún que otro giro, la enorme cantidad de corredores hace que estos primeros kilómetros sean muy lentos.

Después de acometer el giro a la izquierda por la calle Diego de León (km. 2.4), la subida se torna en bajada, y desde el Paseo de Eduardo hasta la calle Santa Engracia, pasando por la calle Almagro, el perfil es prácticamente llano.

Al llegar al Km 4,5, la prueba encadenará una subida sostenida de casi cinco kilómetros, primero por la citada Santa Engracia y luego por la calle Bravo Murillo, tras cruzar la glorieta de Cuatro Caminos. No es una subida dura, pues en estos cinco kilómetros el desnivel medio apenas llega al 1,5%, y tampoco tiene grandes repechos, aunque tampoco encontraremos tramos llanos.

Recorrido más llano y con menos subidas

Ezrah Kiprotich

Tras dejar atrás las torres de Plaza Castilla (9,4 Km), la prueba cambia su recorrido y se dirige a las Cuatro Torres por el Paseo de la Castellana. Sigue así prácticamente el recorrido inverso del Maratón de Madrid, aunque gira en el cruce con la Avenida de Monforte de Lemos (10,4 km) para regresar por el carril contrario a Plaza Castilla.

Al llegar de nuevo a esta emblemática glorieta (11,4 km) la media recupera su recorrido original. Inicia un descenso por la calle Mateo Inurria que nos llevará al kilómetro 12,5. Después nos aguarda un tramo llano por la Avenida Pío XII, coronado con un pequeño repecho a la altura de la plaza de República Dominicana (13,6 Km).

A partir de este punto y llegados a la calle Príncipe de Vergara la prueba irá descendiendo aunque no será un descenso limpio, sino que estará salpicado por pequeños toboganes que se prolongarán hasta el final de esta calle (km 17,5).

Abel Antón, Chema Martínez y Fermín Cacho

Al final de Príncipe de Vergara, la prueba gira a la derecha para tomar unos breves metros de la calle Alcalá y luego regresar por la calle O’Donnel a la Avenida Menéndez Pelayo, prolongación de Príncipe de Vergara. Tanto la Avenida Menéndez Pelayo como el posterior Paseo de la Reina Cristina, que discurre por el perímetro exterior del Retiro, son sin duda los tramos más favorables para el corredor, pues se tratan de dos kilómetros y medio de pronunciado descenso.

Al llegar al kilómetro 20,5, en vez de girar y subir por la calle Alfonso XIII, la carrera continúa por el paseo de la Infanta Isabel y en la glorieta de Atocha toma el Paseo del Prado para entrar en meta a la altura del Jardín Botánico.

Doble triunfo keniata

El keniata Ezrah Kiprotich Sang se impuso con autoridad, con un tiempo de 1:02:37, por delante del marroquí El Hassan Oubaddi (1:03:40) y de Samwel Kibiwot (1:03:42). El primer español fue Houssame Bennabou (1:06:13), seguido por Javier Martínez (1:06:42) y el laureado triatleta Javier Gómez Noya (1:07:54).

La victoria en la prueba femenina fue para Naomi Jebet (1:09:56), solo 16 segundos por encima del récord que mantiene Cynthia Jerotich desde 2014. La keniana se impuso a las etíopes Bizunesh Getachew (1:10:32)y Hawi Magersa (1:13:07). Las mejores españolas fueron Azucena Díaz (1:13:31), Gema Martín (1:15:18) y Clara Simal (1:16:25).

Póker de leyendas del atletismo español

Previamente se celebró la Carrera Profuturo 5K, cuya salida tuvo lugar veinte minutos antes del medio maratón, en el mismo lugar, a diferencia de ediciones anteriores. Álex Jiménez se impuso a Miguel del Pozo y Chema Martínez, mientras que la victoria femenina fue para Marina Martín, por delante de Rebeca Montes y Noelia García.

La prueba de 5K contó con la participación de leyendas como el medalla de oro olímpico Fermín Cacho y el bicampeón del mundo de maratón Abel Antón. El mediático y campeón mundial de los 10.000  Chema Martínez, tercero en la prueba, hizo doblete y también corrió la media maratón. Martín Fiz, campeón del mundo de maratón, también participó en la distancia larga. Para más información, imágenes, vídeos y clasificaciones puedes visitar la web oficial del Medio Maratón de Madrid o su página de facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *