Maratón Vías Verdes de Arganda 2019: Los cambios mejoran la prueba

Maratón Vías Verdes Madrid 2019. Foto: Hernández Fotógrafos

La sexta edición del Maratón Vías Verdes de Madrid, celebrada el pasado 24 de marzo de 2019, presentaba numerosos cambios. Después de la complicada edición de 2018, marcada por unas condiciones climatológicas dantescas, unido a la pérdida de corredores que ha ido sufriendo el evento, la organización apostó por un cambio de fechas.

Abandonaba así el mes de febrero y pasaba a celebrarse a finales de marzo. Además, se incorporaba una carrera de 10 kilómetros a las tres existentes (maratón, 30 kilómetros y media maratón) con la idea de reclutar a más adeptos para la causa. El resultado fue una carrera cómoda, climatológicamente hablando, sin las bajas temperaturas y el viento de las anteriores ediciones, y un aumento del numero de participantes, rozando el medio centenar de corredores.

La Maratón Vías Verdes de Arganda del Rey sigue siendo quizá una carrera bastante desconocida e infravalorada por muchos corredores. Pocas pruebas en la Comunidad de Madrid ofrecen cuatro distancias en un único evento, entre ellas una carrera de 30 kilómetros, idónea para hacer un entrenamiento de calidad de cara a la preparación de cualquier maratón de primavera (Madrid, Zaragoza, Ibiza, A Coruña… Londres).

Uno de los hándicaps que tenía este evento eran sus fechas, en pleno mes de febrero, donde la lluvia, el frío y el viento, eran habituales compañeros de viaje. Este año al disputarse en marzo, de momento estos enemigos del corredor parece que se alejan.

Aspectos por mejorar

No obstante, la Maratón Vías Verdes aún sigue teniendo algunos aspectos que quizá reducen su participación. Para empezar, al tener múltiples salidas (Arganda del Rey, Morata de Tajuña, Perales de Tajuña y Carabaña), obliga al corredor a tener una logística mayor. Necesita un acompañante con vehículo que le lleve a la salida o tiene que madrugar un poquito más para hacer uso -previo pago- del autocar de la organización.

Algunos pensarán quizá también que el precio de la inscripción sigue siendo algo elevado. Y casi todos los que han corrido la maratón, los 30 kilómetros o su media maratón coincidirán también en que no se trata de una carrera sencilla, pues tienen una larga subida que se prolonga durante casi ocho kilómetros.

Al ser una carrera con escasa participación, poco más de un centenar de corredores en cada distancia, implica que en la distancia de 30 kilómetros y sobre todo en su maratón, muchos corredores tengan que hacer casi todo su recorrido en soledad.

Quizá si la prueba consiguiese mayores patrocinadores para reducir el precio y se retrasase su comienzo, mejoraría la participación.

Récord de participación femenina

Porque en el resto, la Maratón Vías Verdes de Arganda sigue manteniendo lo que funciona y mejorando otras cosas. Un recorrido exigente; numerosos avituallamientos intermedios; una nueva meta en un polideportivo mucho más amplio y con mejores instalaciones; excelentes voluntarios; más opciones a la hora de elegir la camiseta conmemorativa; medalla para todos los participantes; barra libre final para todos, tanto corredores como para acompañantes; y cuatro días para recoger el dorsal.

Se trata de una prueba en definitiva diferente a muchas otras de las que pueblan el calendario madrileño y quizá seamos los propios corredores los que tengamos que hacer también un pequeño esfuerzo para mantener esta diversidad.

Puede que aún tenga cosas que mejorar, como los kilómetros finales que se cambiaron este año, con un incómodo zigzagueo, y con medio kilómetro menos de recorrido en la carrera de 30 kilómetros. Los corredores sentimos obsesión por los números (kilómetros, ritmos, distancias, etc.), y no es lo mismo correr poco más de 29,500 metros que correr 30 kilómetros o algo más.

Con todo, el resultado final fue una mejora de la participación respecto a las últimas dos ediciones, con 475 llegados a meta entre las cuatro distancias y con récord de mujeres (77) gracias a la incorporación de la prueba de 10 kilómetros, pues a menor distancia aumenta la participación femenina en ésta y en cualquier otra prueba.

En cuanto al recorrido, a excepción de los últimos kilómetros de zigzagueo sorteando conos y la nueva meta ubicada en la Ciudad Deportiva Príncipe Felipe, el resto no cambia. Transita casi en su totalidad por el asfalto rojizo de la vía Verde del Tajuña entre sus diferentes salidas entre Carabaña, Perales de Tajuña y Morata de Tajuña y Arganda del Rey. Todas siguen confluyendo en Arganda.

Las dos principales dificultades de su trazado siguen siendo dos subidas. La primera, la larga ascensión que comienza nada más abandonar las calles de Morata de Tajuña y que se prolonga hasta la cementera de Portland Valderrivas. Son prácticamente siete kilómetros de ascenso (aproximadamente en el kilómetro 3 de los 21K, en el kilómetro 12 de los 30K, y en el 24 del maratón), con una pendiente media del 1,6%, aunque con algún tramo de descanso.

La segunda dificultad se sitúa a poco más de tres kilómetros de meta, con un repecho de unos 600 metros a la altura de Hospital Universitario de Sureste, con una pendiente media del 2,4%.

Por lo que respecta al maratón, el triunfo fue para Luis Lorente Camino, por delante de César Fernández Sáez y Manuel Casas Herrero.

Por su parte, Marisa López Sánchez-Oro se llevó la general femenina, secundada en el podio por Lola Garrido Ramos y Yolanda Mohedano del Pozo.

En los 30K, Alberto Gómez García se impuso a Víctor Manuel Rafael Calderón y Francisco Javier Lozano Benavente -ganador de los 21k de esta prueba en 2015-. La mejor fémina fue Paula del Mar González Fernández, seguida de Virginia del Barrio y Silvia Martínez Marcos.

En la media maratón el más rápido fue Eduardo Callejo Mora, por delante de Alejandro Reina Calleja y José Miguel Villaverde Rascón. Belén Vizcaíno Bricio se llevó la victoria en la media, por delante de Mónica Suárez y Gema Martín Manquillo.

En la novedad de este año, en la distancia de 10 kilómetros, el mejor fue Eduardo Sánchez Saceda, seguido de Miguel Ángel Cadenas Durán -ganador de la maratón de Arganda del Rey en 2017 y de los 30k en 2016- y José María Báez Fernández. Ana Jiménez Ubieto fue la más veloz en esta distancia, por delante de Elena Benito Cases y Vanessa García García.

Para más información puedes consultar la web oficial de la Maratón Vías Verdes o su página de facebook donde encontraras clasificaciones e imágenes de la prueba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.