Maratón del Lobo 2017: Cuando la segunda parte mejora la primera

Maratón del Lobo 2017. Foto: Alberto Benavente (TrailCYL)

La segunda edición del Trail del Lobo, denominada ahora Maratón del Lobo, no defraudó las expectativas e introdujo algunos pequeños cambios que mejoraron una carrera de montaña que lleva camino de convertirse en clásica en tierras segovianas.

La segunda edición del Maratón del Lobo, celebrada el pasado 6 de agosto de 2017, con salida y meta en la localidad segoviana de Cerezo de Arriba, mejoró su primera edición y eso que había dejado unas expectativas bastante elevadas. La organización dio buena cuenta de algunos aspectos que no gustaron a los corredores en su primera entrega, tomaron nota y solventaron dichos problemas.

En su primera edición, celebrada en 2016, este Maratón de Lobo ofrecía un recorrido exigente, una organización volcada y numerosos servicios para el corredor. Su principal enemigo fue el calor, pues se trata de una prueba en pleno mes de agosto y con un recorrido que tenía muchos kilómetros a campo abierto.

Cambio de recorrido

La música no faltó

La solución para combatir el calor en esta segunda edición fue modificar parte del recorrido, sobre todo en los kilómetros finales, meter toda la sombra posible, y adelantar además media hora el inicio de la prueba. El resultado fue que los corredores nos asfixiamos menos este año y disfrutamos de una segunda parte bastante más relajada y suave respecto a la edición inaugural.

Pero además de este importante cambio, hubo pequeños detalles que han seguido mejorando la carrera. En este sentido, por ejemplo, se habilitó una zona de aparcamiento en la entrada del pueblo, más cómoda para los corredores. La camiseta conmemorativa de algodón se cambió por una camiseta técnica. Hubo también banda de música…

Pequeños detalles en definitiva que mejoraron una prueba que ya ofrecía un avituallamiento final copioso (con barbacoa, fruta, zumo, agua y bebida energética), uno intermedio abundante, servicio de duchas, entrada gratuita para la piscina tanto para el corredor como para sus acompañantes y unos voluntarios, escasos quizá, pero muy eficaces.

En este sentido, la dedicación de la organización y de sus voluntarios por ofrecer la mejor carrera posible para los corredores es tal, que baste como ejemplo del alcalde de Cerezo de Arriba. Tan pronto estaba dando el pistoletazo de salida, como ayudando al socorrista a limpiar el recinto de la piscina para que corredores y acompañantes pudieran utilizarla cuanto antes.

Charla técnica antes de la salida

Quizá, lo único que aún se debería mejorar es situar un último avituallamiento con agua a falta de poco más de tres kilómetros para la meta, justo en la última carpa donde había varios voluntarios. Si el calor pega con fuerza, sobre todo a los participantes del maratón, los últimos kilómetros pueden hacerse tan eternos como duros.

Dos distancias

Es este segundo Maratón del Lobo se mantuvieron las dos distancias de la primera edición. Por un lado, un maratón muy exigente, que atravesaba cumbres como El Cervunal (2.195 m), Pico Mesas (2.257 m), Las Peñuelas (2.215 m) y el Pico del Lobo (2.274 m), la cima más alta de la Sierra de Ayllón. La carrera circulaba por la cordillera del Sistema Central que separa las provincias de Segovia y Guadalajara, para descender luego hasta la estación de esquí de la Pinilla. Por otro lado, un medio maratón, que aumentaba unos metros su distancia respecto a la primera edición y que hacía cumbre antes de llegar al Pico del Lobo, a unos 1.700 metros de altitud.

De nuevo optamos por participar en su versión corta, con un recorrido de unos 20 kilómetros y medio, que ofrecía 10 kilómetros iniciales de subida y una distancia similar de bajada, quizá un poquito más (unos 10,5 Km). Entre medias, rampas de hasta el 20%, y una vertiginosa subida por un cortafuegos mucho más limpio que el pasado año.

Como en la anterior edición, esta prueba corta es una excelente carrera para iniciarse en la montaña, pues aunque es dura, no es nada técnica, y casi en su totalidad transcurre por senderos limpios y anchos. La maratón en cambio es mucho más exigente, no apta para corredores no iniciados como se advertía desde la dirección de carrera minutos antes de la salida.

El recorrido de la prueba corta y de la carrera larga coinciden en sus primeros diez kilómetros, hasta el primer avituallamiento intermedio, justo donde las pruebas se separan. La carrera corta emprende ahí su regreso a Cerezo de Arriba y los corredores de la prueba larga aún tendrán que superar varias dificultades.

Salida en descenso

Travesía Camino de la Sierra

La carrera parte de la plaza mayor de Cerezo de Arriba, que cuenta con un par de bares, para que los corredores tomen un último refrigerio o para que los acompañantes amenicen la espera. Tras entrar en el cajón de salida, activar la pulsera con la tarjeta chip y escuchar las instrucciones del director de carrera, la prueba rápidamente abandona el asfalto y toma el camino de tierra de la Travesía Camino de la Sierra.

Durante los 10 primeros kilómetros y medio de carrera nos espera un desnivel medio de subida del 6%, aunque la buena noticia es que el primer kilómetro prácticamente es de bajada. Los cuatro primeros kilómetros coinciden con el trazado de la primera edición. Discurren sobre amplios caminos de tierra, con un par de toboganes, pero sin grandes complicaciones. No obstante, deberemos superar tres repechos situados en el primer kilómetro (700 metros y un 6% de desnivel), en el segundo (más de un kilómetro de subida con una pendiente del 3,5%) y en el tercero (con algo más de 400 metros y un desnivel del 5,5%).

En el kilómetro 4 la carrera modifica su recorrido y al llegar al Arroyo de Valseco vuelve hacia atrás en vez de seguir recto como en la anterior edición. El ancho camino de tierra desaparece y se vuelve un sendero estrecho. Ganamos sombra, pero también dureza, pues la carrera se convierte en un continuo sube y baja con dos repechos que el año pasado no estaban. El primero, nada más iniciar este nuevo recorrido, en el kilómetro 4, con casi 500 metros y una pendiente del 2,4%. El segundo, más exigente, con más de 1,2 kilómetros de subida, con una pendiente media del 5,5% y con rampas realmente duras, como la que encontraremos en el kilómetro 5 tras cruzar un túnel sobre el que se asientan las antiguas vías del tren.

Llegada al cortafuegos

Primeros kilómetros

Llegados al km 6,5, y habiendo recorrido unos cuantos metros más que en la anterior edición, nos encontramos con la espectacular imagen de la subida al cortafuegos. Afortunadamente sólo tendremos que subir por esta autopista de montaña algo más de 700 metros. Lo haremos por la parte más transitable del mismo. Esta subida tiene dos rampas, una con unos 400 metros y una pendiente media que casi llega al 7,5% y otra con una distancia similar y una pendiente ligeramente superior. Seguimos con las buenas noticias y es que los próximos 10 kilómetros del recorrido discurren bajo la sombra.

Después de esta primera toma de contacto con el cortafuegos tomaremos un amplio sendero de tierra, en pleno bosque, el descatalogado sendero GR88. La primera rampa tiene casi 1,3 kilómetros y una pendiente media superior al 7%. En la segunda rampa, camino del Pico del Lobo, la cosa se complica, pues nos aguardan 1,7 kilómetros con un desnivel medio del 17%. La tercera y última subida que nos llevará al avituallamiento intermedio, donde ambas carreras se separan, tiene algo más de 400 metros, con una pendiente que casi alcanza el 13%, pero con algún que otro tramo llano.

Hasta aquí, y desde que pisamos el cortafuegos, habremos ascendido casi tres kilómetros y medio con un desnivel medio superior al 12,5%, entre pinos y helechos. Una subida dura, pero con un paisaje para disfrutar.

Llegados al primer avituallamiento, situado en el kilómetro 10,4, que no en la cima, algo que sólo coronarán los corredores de la prueba larga, encontraremos allí todo lo necesario para reponer
fuerzas. Bidones de agua, sandía, plátano, frutos secos, gominolas, etc. Quizá haya pasado lo más duro, pero aún queda la parte que más recordarán nuestras piernas en los días posteriores a la carrera, y que no es otra que la vertiginosa bajada por el cortafuegos.

Más de 8 kilómetros de bajada

El túnel, novedad este año

Desde el avituallamiento intermedio hasta casi la meta, casi todo el recorrido será cuesta abajo. De hecho, de los 10 kilómetros que nos restan hasta meta, cerca de 8,5 son de bajada. Tomaremos primero el ancho camino de tierra al igual que el pasado año durante cerca de un kilómetro. A partir de ahí nos metemos de lleno en el cortafuegos, que en esta edición se prolonga durante algo más de dos kilómetros y medio, con una pendiente negativa del 16%.

En esta ocasión la superficie del cortafuegos está mucho mejor, parece una playa recién nivelada. Hay mucha tierra acumulada que incluso forma pequeños montículos, sin los numerosos y ásperos surcos del año pasado. La diferencia respecto a la anterior edición es evidente, no hay que preocuparse prácticamente por donde pisas, por lo que si dominas la técnica de bajada puedes conseguir una auténtica velocidad de crucero.

Terminado el cortafuegos, poco antes de llegar al kilómetro 14, y a diferencia del pasado año, en esta ocasión el trazado se adentra por un amplio camino de tierra y diminutas piedras en pleno bosque. Disfrutaremos de este nuevo trazado arbolado durante cerca de un kilómetro, de suave bajada, aunque con algún leve repecho. Después nos aguarda un tramo de descenso por un nuevo cortafuegos, pero esta vez con una ligera pendiente negativa.

Subida al cortafuegos

Poco antes de llegar al kilómetro 16, la buena noticia es que seguimos bajo la protección de la sombra del bosque y de las cumbres. Abandonado el cortafuegos, una valla que literalmente hay que atravesar, nos conduce a un nuevo camino tierra, que rodea el bosque.

Poco a poco iremos saliendo a campo abierto y en el kilómetro 18 llegaremos al camino que recorremos en los primeros kilómetros de carrera. Apenas restarán un par de kilómetros hasta la meta, con la única dificultad de que el sol empieza a apretar ligeramente.

El recorrido sigue siendo muy favorable y de los repechos del año pasado en estos últimos kilómetros sólo se mantiene el que nos llevará a la entrada del pueblo. Tiene algo más de 600 metros y una pendiente media superior al 3%, aunque se hace más duro de lo que realmente es por el bagaje que llevamos ya en nuestra piernas.

Gema López engorda su palmarés

En la segunda edición de este Maratón del Lobo Rafael Cabanillas Carrillo (4:17:34), de Cercedilla (Madrid), se impuso a Noe Fernández Fernández (4:18:46), mientras que el alcarreño Javier Núñez García (4:23:10) fue tercero.

Subida final camino de Cerezo de Arriba

En la categoría femenina, sólo tres mujeres completaron la prueba. La madrileña Gema López Cerro (5:08:34) sumó un nuevo triunfo tras hacerse esta temporada con el título en otras carreras de montaña como el Abantos Tacktica Trail en San Lorenzo del Escorial, el Miaccum Night Trail en Collado Mediano y el Dragón Trail en Uceda (Guadalajara). Ana Cristina Constantin (5:30:25) , madrileña también de Alcorcón, fue segunda, mientras que Gisele Ruiz Hernández (5:56:45) concluyó tercera. Un total de 56 valientes lograron completar esta dura maratón.

Por lo que respecta a la media maratón, la victoria estuvo muy disputada, pues sólo 14 segundos separaron al primero del tercer corredor, todos ellos madrileños. Al final Carlos Soto Merino (1:43:52) se impuso con dos segundos de ventaja sobre Moisés Cepas García (1:43:54), mientras que Sergio de Torres Martínez (1:44:04) finalizó tercero.

En categoría femenina, la vallisoletana Ana Rico Enríquez (2:04:21), del SoloRunners, se impuso a las madrileñas del Triatlon 360 Inmaculada Pino Gómez (2:11:29) e Isabel Zapata (2:22:38). 91 corredores, 14 de ellos mujeres, completaron esta media. Otra de las novedades de esta edición fue en incluir una clasificación para corredores trasplantados, con un total de cuatro atletas (dos en cada distancia) que inauguraron este año esta modalidad.

 

Un comentario

  • Gema López

    Felicidades por tu página web y muchas gracias por tus comentarios acerca de mí. Es un privilegio contar con gente que realmente se interesa por hacer una noticia completa y que da la misma importancia a hombres y mujeres. Gracias!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *