Carrera Popular Subida a los Molinos Mota del Cuervo 2017: En un lugar de la Mancha

“Mire vuestra merced –respondió Sancho- que aquellos que allí se aparecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que, volteadas del viento, hacen andar la piedra del molino”, El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes

La localidad manchega de Mota del Cuervo celebró el pasado 4 de junio de 2017 la décima edición de su Carrera Popular Subida a los Molinos. La prueba toma el nombre de los siete gigantes de viento que presiden la localidad, en lo alto de un cerro que recibe el nombre de El Balcón de la Mancha, por las vistas que ofrece de la llanura manchega.

Salvo uno de esos gigantes, llamado ‘El Zurdo’, el resto de los molinos no son los originales, sino que se reconstruyeron sobre los cimientos de los 23 que llegó a tener Mota del Cuervo y a los que la llegada de la electricidad dejó en desuso. No obstante, cada sábado, si el viento es el adecuado, uno de ellos, ‘El Gigante’, sigue moliendo trigo como antaño.

Más de cinco siglos después de que se publicara el libro más traducido y editado de la historia, después de la Biblia, no se sabe con certeza el lugar de la Mancha de cuyo nombre no quería acordarse Miguel de Cervantes. Villanueva de los Infantes, en Ciudad Real, y Mota del Cuervo, en Cuenca, son las localidades que más papeletas tienen para ser ese lugar, según los estudiosos de la obra del Príncipe de los Ingenios.

Tampoco se sabe si en los cerros de Mota del Cuervo, Campo de Criptana ó Consuegra, localidades famosas por los blancos y esbeltos molinos que aún mantienen, tuvo lugar la batalla entre el caballero de la Triste Figura y los molinos de largos brazos a los que confundió con gigantes. Tampoco se sabe si el protagonista de la novela fue armado caballero en una venta junto a la actual ermita de Manjavacas, cerca de Mota del Cuervo.

Ruta del Quijote

Lo que sí es seguro, es que todas estas sospechas convierten a Mota del Cuervo en una parada obligatoria en la Ruta del Quijote, la ruta turística que recrea las tres salidas que realizó el hidalgo caballero y que en la actualidad recorre 34 localidades manchegas.

A pesar de que Mota del Cuervo apenas tiene poco más de 6.000 habitantes, es una de la localidades más pobladas de la provincia de Cuenca. Este municipio manchego se encuentra a poco más de hora y media en coche de Madrid y a una distancia equidistante, de no más de una hora, de cuatro de las cinco capitales de provincia de la comunidad castellanomanchega como son Cuenca, Ciudad Real, Toledo y Albacete. Además, se encuentra situada a poco kilómetros de localidades como Belmonte, otra parada obligatoria para visitar su restaurado castillo donde se siguen recreando torneos medievales, o de El Toboso, la villa ligada al nombre de Dulcinea.

La Subida a los Molinos cumplió este año su décima edición. Organizada por el Club Atletismo Moteño, la carrera era además la séptima prueba puntuable del XV Circuito de Carreras Populares Diputación de Cuenca. Su trazado combina el asfalto de las calles y carreteras de la localidad con un par de kilómetros por pistas de tierra. Su atractivo principal consiste en la subida al cerro donde se ubican los siete gigantes que contemplarán acompañados de algún que otro turista el paso de los corredores.

No es una prueba masificada si la comparamos con las carreras de las grandes ciudades, con las ventajas que ello conlleva. Encontraremos pues facilidad para aparcar junto al polideportivo municipal, una recogida fluida de dorsales y la posibilidad de utilizar lo aseos y las duchas de la citada instalación municipal, que ademas sirve de refugio para corredores y acompañantes en caso de que hiciera mal tiempo.

Subida al Rabosero

La carrera está perfectamente señalizada con un itinerario vigilado por policía local y numerosos voluntarios. Su recorrido es casi en su totalidad llano, a excepción de la subida a los molinos y de un primer repecho al poco de comenzar la prueba. A escasos 500 metros de la salida, en la calle Rabosero, el asfalto se transforma en camino de tierra para bordear el pequeño pinar denominado también Rabosero. Nada más tomar este camino encontramos la primera dificultad, con un repecho de algo más de 400 metros y una pendiente media que roza el 5%.

Tras bordear el monte y regresar al asfalto, la carrera vuelve a pasar por la salida, pero esta vez en dirección contraria, al poco de completar el segundo kilómetro. La prueba se dirige ahora hacia el centro de la localidad moteña por la Avenida Pedro Muñoz y las calles Victoriana e Ismael y la calle del Coso, que cruza la Plaza Cervantes, con escaso público.

Más o menos a la altura de esta plaza (Km. 3) y en la calle Isabel de Castilla se ubica un segundo repecho de unos 600 metros y poco más del 1,7% de pendiente media. Después de una ligera bajada por la calle San Sebastián, el trazado discurre por la calle Mayor Alta y a continuación por la calle Mayor baja, con un perfil entre llano y de ligero descenso.

Tras continuar por la calle de San Antón, el recorrido gira por la calle Santiago Martínez donde comienzan las hostilidades. Aunque la subida a lo molinos no comienza hasta llegar al kilómetro 5,5, la carretera empieza a inclinarse de forma sostenida desde un kilómetro antes, al inicio de la calle Santiago Martínez. A partir por tanto del kilómetro 4,5 nos espera una subida de casi dos kilómetros hasta lo molinos con un desnivel acumulado del 3,5%. Tras dejar atras la calle Santiago Martínez, giraremos por la calle de Valentín Calonge y luego por la calle Mayor.

Rampa con un desnivel del 10%

Saúl Ordoño

En el cruce con la N-420, con una glorieta con un pequeño torreón, indica que ahí comienza la subida que nos llevará a lo molinos por la calle carretera de Belmonte. La subida en sí tiene algo más de 800 metros con un desnivel medio del 5,5%, aunque con alguna rampa intermedia dura de unos 100 metros por encima del 10%. A medida que vamos subiendo por la carretera contemplaremos los imponentes gigantes.

Después de llegar a lo alto del Balcón de la Mancha, la carrera inicia un rápido descenso que se prolongará durante más de dos kilómetros, primero por un camino de tierra y luego por asfalto a medida que nos dirigimos de nuevo hacia la meta.

Una carrera en definitiva muy bien organizada, hecha con mucho cariño, y con detalles como poner avituallamientos líquidos cada 2,5 kilómetros, con algunos vecinos manguera en mano refrescando a los corredores si así lo pedían. Tampoco faltaron carreras gratuitas para los más pequeños y una charanga que animó al público y a los corredores.

Generosa bolsa del corredor

María Jesús Algarra

Y al terminar la prueba pudimos disfrutar de una bolsa del corredor de las más generosas que recordamos en la 150 carreras populares que llevamos a nuestras espaldas. La bolsa tenía de todo: camiseta técnica de aceptable calidad, refresco o cerveza, agua, bocadillo, una enorme torta de azúcar, bolsa de patatas, dos botellines de cerveza artesana local, plátano, chocolatinas y algo más que seguramente olvidemos.

Y para los niños, a pesar de ser gratuita la carrera, la bolsa era similar, cambiando la cerveza por una bolsa de chuches y un refrescante flash. Una prueba para llevar el carrito de la compra a poco que se junten unos cuantos.

En cuanto a la carrera de mayores, Saúl Ordoño (C.A. Valverde de Júcar) se impuso por delante de Guillermo Parra (C.A. El Pinar) y de Francisco Lozano (C.D. Pineda). En categoría femenina, María Jesús Algarra (San Lorenzo de la Parrilla) repitió el triuno del pasado año, por delante de Gema Fernández (C.A. Manchego) y Coral Torrijos (Correligero Cuenca).

Ficha técnica
Carrera: X Subida a los Molinos de Mota del Cuervo 2017
Fecha: 4 de junio de 2017
Lugar: Mota del Cuervo (Cuenca)
Distancia: 10 Km
Hora: 10:00
Precio: 12€
Organiza: Club Atletimo Moteño con la colaboración del Ayuntamiento de Mota del Cuervo
Participantes: 294
Clasificaciones: Masculina: 1) Saúl Ordoño Larroda (34:07); 2) Guillermo Parra López (34:40; 3) Francisco Lozano (34:43). Femenina: 1) María Jesús Algarra (41:27); 2) Gema Fernández Pedraza (41:54); 3) Coral Torrijos Niño (42:46).
Clasificaciones completas: Club Atletismo Moteño  y Cronomancha 
Fotos: Facebook Club Atletismo MoteñoJuanjo Alarcón Martínez y Esther Tinajero
Vídeos: Club Atletismo Moteño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *