Carrera Pedestre Tierra de Pinares 2018: Manteniendo el nivel

La localidad segoviana de Nava de la Asunción fue el escenario el pasado 18 de agosto de 2018 de una nueva edición de la Carrera Pedestre Tierra de Pinares, una cita que sigue manteniendo cada año el listón muy alto.

La sexta parte de la saga Tierra de Pinares sigue respondiendo a las expectativas. Cada año que pasa el corredor espera algo nuevo la prueba y ésta no le defrauda. Porque organizar una carrera popular no es nada sencillo. Fijarla en pleno mes de agosto complica aún más el reto. Y hacerlo en la provincia de Segovia, una de las más despobladas de España, tampoco contribuye a que las inscripciones caigan solas.

Y a pesar de las dificultades, la Carrera Pedestre Tierra de Pinares en Nava de la Asunción sigue manteniendo el nivel. Con más de un centenar de corredores -todo un lujo para las fechas y el lugar-; reclutando para la causa a primeras espadas tanto del atletismo nacional -en esta ocasión la internacional salmantina Gemma Martín Borgas– como del popular -con Javier Martínez Fernández a la cabeza-; y obsequiando al corredor, el protagonista de esta historia, con todo lo que tiene y más.

Porque en la Tierra de Pinares el protagonista sigue siendo el corredor anónimo. Porque además de la camiseta y calcetines técnicos conmemorativos de calidad -algo al alcance de muy pocas carreras- y la original medalla de este año, el corredor sigue teniendo los mismos y completos servicios que en años anteriores. No faltan las duchas, aseos, avituallamiento final, avituallamientos líquidos intermedios, sorteos, una participación para la Lotería de Navidad, dorsal chip personalizado, vale para una consumición, carreras infantiles gratuitas para los más pequeños, etc.

Y todo sin incrementar el precio de las inscripciones, gracias al enorme trabajo cual hormiga que la organización de la Tierra de Pinares realiza durante todo el año para captar el mayor número de patrocinadores. No es de extrañar que los corredores de Runedia la eligieran el pasado año como la mejor carrera de su categoría en España. Si hablamos de la relación calidad-precio, la Tierra de Pinares arrasa.

A pesar de su cercanía con Coca y su interesante castillo, a la Tierra de Pinares sólo le falla el entorno. Si estuviera a los pies de los Pirineos o cerquita de Madrid o en la propia capital segoviana, quizá agotaría enseguida sus dorsales. Pero no es el caso y aún así logra sacar el máximo rendimiento a su contexto para ofrecer un recorrido entretenido, endurecido por la arena y el calor, pero apto para todos los públicos al ofrecer dos distancias de 6 y 13 kilómetros.

Trazado endurecido por la arena y el calor

El recorrido de la prueba se mantiene similar al de anteriores entregas. Parte de la calle Avenida Balonmano Nava, entre el complejo deportivo de la localidad (donde están las duchas y se recogen los dorsales) y Hotel Restaurante Fray Sebastián. El establecimiento repite como uno de los principales y múltiples patrocinadores del evento y, con el sombreado parque contiguo, contribuye a amenizar la espera de los acompañantes.

El primer kilómetro, sobre asfalto, consiste en rodear este complejo, y pasar de nuevo por la salida para poner rumbo a los senderos de tierra y pinares que rodean Nava de la Asunción. El perfil es prácticamente llano y sólo unos cuantos repechos, al margen de la arena, dificultan la marcha.

La primera cuesta aguarda pasado el primer kilómetro y medio, con cerca de 600 metros que rozan el 3% de desnivel medio. Después de una suave bajada se esconde la segunda rampa, a la altura del tercer kilómetro, con no más de 200 metros y una pendiente cercana al 5%. Le sigue inmediatamente una rampa similar, tras otros 200 metros en llano.

Entre el kilómetro tres y medio y casi hasta llegar al seis, la prueba llanea y sólo algunos tramos de arena representan alguna dificultad. A partir de aquí la carrera se adentra en la zona de pinares, más protegida del sol, con una superficie más irregular y tramos de arena más densos.

Cerca del cauce del río, antes de llegar al kilómetro 7, encontramos otro de los repechos quizá más duros, con unos 400 metros al 5%, pero por un terreno plagado de arena y raíces. Hasta bien entrado el kilómetro 9 y medio no llegará la última rampa, la más larga, tras abandonar la protección de bosque. Allí nos espera una subida de más de 600 metros y una pendiente media por encima del 4%. Coronada esta última dificultad, el perfil se vuelve más suave, incluyendo un par de bajadas, que nos llevarán de nuevo rumbo al asfalto de Nava de la Asunción.

Los hermanos Martínez dominan la prueba

En la prueba larga, Javier Martínez Fernández (Madrid, 1977), del Club Alcobendas Clínicas Menorca, se impuso (45:26) a Roberto Jiménez Gallego (Ávila, 1984), del Club Atletismo La Blanca (45:54). David Martínez Fernández (Madrid, 1981), hermano y compañero de equipo de Javier, finalizó tercero (46:23).

Hay que recordar que tanto Javier como David son hermanos del mediático Chema Martínez, campeón continental de los 10.000 en los europeos de 2002 celebrados en Munich. Javier fue este año campeón de España en la categoría máster de los 10.000 en ruta y vigésimo quinto en el campeonato de España de Maratón celebrado en Sevilla. En su reciente palmarés figuran victorias de prestigio como la rapidísima Sanitas Marca Running Series de Madrid (2017). En la trayectoria de su hermano David figura este año un séptimo puesto en el campeonato de Europa máster en ruta de los 10.000.

Triunfo cómodo de Gema Martín 

En categoría femenina, el nivel lo puso la internacional española Gema Martín Borgas (Salamanca, 1987). La corredora del Atletismo Bilbao Santutxu, vigente campeona de España universitaria de los 10.000 y ganadora este año de las medias de Zaragoza y de Gijón, logró una cómoda victoria (50:35) finalizando además en el top ten de la general. Milagros Fernández Mínguez (1:03:52) fue segunda, mientras que Elena Sanz Álvarez (1:04:55) concluyó tercera. Un total de 112 corredores completaron la prueba, mientras que 36 lo hicieron en la corta.

Precisamente en la distancia corta Ángel Luis Canto Gómez, del Bikila, se impuso a Mario Piedehierro Sáez y a Pedro Moya San Pedro. Inma Velázquez Hernández fue la ganadora femenina por delante de Julia Novo Martín y Ana María Guillén Espinosa.

Tras estos resultados, Pedro Luis Gómez Moreno se mantiene como líder del Circuito de Carreras Pedestres de Segovia, con una cómoda ventaja sobre Miguel Ángel Martín Granados y Julio César García Garrido. En cuanto al ranking femenino, Milagros Fernández sigue al frente, aunque con una escasa ventaja sobre Elena Sanz, y con Paloma González Arranz al acecho.

Para más información puedes consultar la web de la Carrera Pedestre Tierra de Pinares, con clasificaciones y una galería de imágenes de la prueba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.